radiología en la prensa: El malware para hospitales puede hacer creer a los médicos que pacientes sanos tienen cáncer (y viceversa)

Estándar

El malware para hospitales puede hacer creer a los médicos que pacientes sanos tienen cáncer (y viceversa)

Cuando una maquinaria o instrumentos profesionales son controlados por software, sea cual sea el sector, siempre existe riesgo de que un malware lo infecte. Y es justo lo que han intentado y conseguido con éxito un grupo de investigadores de la Universidad Ben Gurion Israel en equipamiento médico dedicado a realizar tomografías computarizadas (TAC) y resonancias magnéticas (RM).

El malware que han desarrollado, según recoge The Washington Post, permite el alarmante hecho de alterar los resultados que las máquinas obtienen de las pruebas de las unidades de radiología. En otras palabras, y lo que es aún peor, permite que en los resultados de pacientes sanos aparezcan síntomas de cáncer, y que en los resultados de pacientes con cáncer puedan eliminarse los rastros de tumores que hagan saltar las alarmas.

La pelota está ahora en el tejado de la industria y de la seguridad de los hospitales

Radiology

La investigación ha arrojado resultados sorprendentes. Alterando hasta 70 tomografías, el equipo ha logrado engañar a tres radiólogos expertos en tests ciegos mediante modificaciones que el sistema realiza con aprendizaje automático. En el caso de tumores fabricados, los radiólogos identificaron cáncer el 99 por cientos de las ocasiones, y en el caso de que los signos de cáncer fueron eliminados de pacientes que sí lo padecían, los radiólogos fueron engañados en el 94% de las veces.

Lo peor es que incluso siendo avisados de que los escaneos habían sido modificados en una nueva tanda de 20 pruebas, con 10 de ellos modificados y 10 estando intactos, también erraron, pues pensaron que los tumores falsos eran reales el 60% de las veces. Cuando los resultados fueron al contrario, tras haber eliminado tumores cancerígenos, los radiólogos fueron engañados el 87% de las veces, pues concluyeron que los pacientes estaban sanos.

Para que algo así pueda llevarse a cabo en un hospital deben cumplirse muchas condiciones, pero el estudio es todo un aviso de lo que viene en materia de ataques informáticos

El problema no es por supuesto del equipo médico ni de los expertos consultados. El mérito es del potencial demostrado por el malware, que no es más que un gran aviso a la comunidad médica de a lo que se expone el sector. El equipamiento más reciente, como el que se ha utilizado en el análisis, no es que sea vulnerable, es que va conectado a una red interna que es la parte más susceptible de ser atacada para modificar los resultados obtenidos. Los investigadores descubrieron que podían atacar la redes de hospitales dada la conexión de muchas máquinas a Internet de forma directa.

Una de las soluciones que ya están sobre la mesa es el cifrado de diagnósticos de estas máquinas, pero muchos equipos aún no las utilizan por razones de compatibilidad con otros más antiguos que no son capaces de cifrar y descifrar las imágenes. Algo que tampoco hacen es firmar digitalmente los escaneos para impedir alteraciones sin darse cuenta. En el caso del hospital donde se llevó a cabo la demostración, el cifrado en teoría estaba activado, pero mal configurado, y ese fue el detonante del problema.

También te recomendamos


Estas son todas las muertes que habrías sufrido sin tecnología


El ciberataque a la red del Ministerio de Defensa se produjo en diciembre, y ha estado infectada desde entonces


El Ministerio de Justicia también denuncia a la Fiscalía un ciberataque: LEXnet es la víctima


La noticia

El malware para hospitales puede hacer creer a los médicos que pacientes sanos tienen cáncer (y viceversa)

fue publicada originalmente en

Genbeta

por
Antonio Sabán

.

https://ift.tt/2FTxriz

via Genbeta https://ift.tt/2IeucFl

Anuncios

radiología en la prensa: Así son las curiosas radiografías de una serpiente, una tortuga cabezona y otros animales: nos lo muestra el zoo de Londres

Estándar

Así son las curiosas radiografías de una serpiente, una tortuga cabezona y otros animales: nos lo muestra el zoo de Londres

Los rayos X son un recurso muy habitual en diversas áreas, y en medicina son una herramienta de diagnóstico útil más allá de evaluar la salud del aparato locomotor desde hace más de 100 años. Pero eso no quita que este sistema de diagnóstico por imagen deje de sorprendernos, sobre todo si hablamos de radiografías de especies tan poco habituales en una consulta veterinaria como puede ser un monstruo de Gila o un armadillo peludo.

En concreto se trata del zoológico de Londres, que tras hacer una extensa revisión a sus más de 18.000 habitantes ha tenido a bien compartir una selección de radiografías. Conchas, columnas vertebrales con más de 300 vértebras y verdaderas armaduras naturales bajo la inmersiva mirada de los rayos X para ver estas especies, que ya per se son difíciles de observar en muchos casos, como probablemente nunca las habíamos visto.

Revisando la salud de todo un zoológico

Realizar una radiografía a un ser humano puede no ser fácil si hay algo de miedo a la radiación o si los aparatos y las consultas causan algo de ansiedad, pero la dificultad cobra otras dimensiones cuando hablamos de un animal. En la carrera de veterinaria hay varias asignaturas que tratan, además del diagnóstico por imagen, cómo sujetar a los animales y poder realizar las distintas revisiones y tomas de muestras, pero lo de realizar una radiografía a una serpiente, a un cocodrilo o un elefante no se aprende así como así.

Cierto es que, hablando de vertebrados, este tipo de diagnósticos nos pone un poco, en cierto modo, en el mismo plano. Como ahora veremos, aunque se trate de especies bastante poco habituales en nuestro entorno se identifican claramente estructuras como el cráneo, la mandíbula o los huesos que componen las extremidades y la espina dorsal.

Nos dicen desde el zoológico que las imágenes las ha tomado el equipo de veterinarios especializados del parque en la clínica que se ubica en el mismo. Y concretamente han hecho públicas las radiografías de una tortuga cabezona (Platysternon megacephalum), un amarillo peludo (Chaetophractus villosus), un monstruo de Gila (Heloderma suspectum), un gecko tokay (Gekko gecko) y una serpiente del maíz (Pantherophis guttatus).

Armadillo Rx Radiografía de un armadillo peludo. Imagen: ZSL Zoo
Armadillo Armadillo peludo.
Gecko Rx Radiografía de un gecko. Imagen: ZSL Zoo
Gecko Un gecko tokay (imagen: Richard Ling)
Gila Rx Radiografía de un monstruo de Gila. Imagen: ZSL Zoo
Gila Un monstruo de Gila (imagen: Blueage9)
Serpiente Rx Radiografía de una serpiente del maíz. Imagen: ZSL Zoo
Serpiente Maiz Una serpiente del maíz.
Tortuga Rx Radiografía de una tortuga cabezona. Imagen: ZSL Zoo
Tortuga Una tortuga cabezona (imagen: Luki)

Como expone Heather Macintosh, enfermera veterinaria del equipo, observar una radiografía es una fuente de datos muy importante de la salud de un ser vivo. No sólo se ve la densidad ósea, si existe alguna fractura o aspectos relacionados con el esqueleto, dado que hay tejidos blandos cuya densidad es suficiente como para observarlos con rayos X (en la radiografía del armadillo se ve bastante bien lo que parece ser un tramo de intestino grueso y en la del gecko se ven bastante bien los pulmones, más oscuros por el aire que contienen), y de hecho son una prueba habitual para detectar neoplasias o calcificaciones.

Macintosh comenta que a ellos, que ven de manera más habitual radiografías de animales como éstos, les sigue fascinando obtener imágenes como las que han mostrado. Sus favoritas: las serpientes, animales que tienen entre 200 y 400 vertebras.

La importancia de que estén relajados

Con respecto a lo que introducíamos antes del manejo de los animales en la clínica, comenta la enfermera que en este caso los animales tienen una rutina diaria de preparación para estas revisiones. De este modo, los animales están tranquilos incluso cuando se les extrae sangre de la cola.

Quizás en un futuro no demasiado lejano tengamos oportunidad de ver estas imágenes de manera aún más sorprendente, si las radiografías 3D a color pasan todas las fases pendientes y llegan a las clínicas veterinarias. Desde luego, cualquier mejora a los sistemas de diagnóstico por imagen son un paso adelante a que las evaluaciones sean más correctas sin ser invasivas, lo cual en ocasiones conlleva riesgo por el mero hecho de incidir.

Imágenes: ZSL London Zoo y Richard Ling.

También te recomendamos


Estas gafas para rayos X nos abren las puertas del mundo nanoscópico


Cuando apuntas a un átomo con el mayor laser de rayos X que tenemos, ocurre algo fascinante: un “agujero negro” molecular


Crema de chocolate y café con mascarpone: receta para enamorar


La noticia

Así son las curiosas radiografías de una serpiente, una tortuga cabezona y otros animales: nos lo muestra el zoo de Londres

fue publicada originalmente en

Xataka

por
Anna Martí

.

https://ift.tt/2Sd3Rcj

via Xataka http://bit.ly/2T1Ev5n

radiología en la prensa: Mónico Sánchez el inventor de la máquina de rayos X portátil

Estándar
Mónico Sánchez el inventor de la máquina de rayos X portátil

Hace un par de días publicaba una entrada sobre Marie Curie, la Primera Guerra Mundial y los rayos X. Hablaba de los esfuerzos de la científica por llevar hasta el frente máquinas de rayos X portátiles, en forma de ambulancias, y por lo tanto acercar esa capacidad médica a los heridos. Decía, exactamente, que Curie “creó una ambulancia autónoma” y que fue idea suya “crear un aparato de rayos X móvil”. Gracias, e insisto en lo de gracias, a algunos lectores del blog, he sido dirigido a los trabajos de Mónico Sánchez en este campo, que bien merecen una entrada, y he descubierto que Marie Curie no creó esos aparatos de rayos X, sino que fue un español.

Mónico Sánchez merece una entrada a toda su vida, que es apasionante. Conocía su historia de un episodio antiguo de Documentos RNE, pero lo cierto es que no tenía en la cabeza su relación con los rayos X. Mónico Sánchez nació en un pueblo de Ciudad Real en 1880 y su carrera como inventor dentro del mundo de la electricidad fue impresionante. Mientras estudiaba en Madrid se matriculó en un curso sobre electricidad, una disciplina incipiente. No sería tan destacable esto último, si no fuera porque el curso era a distancia, es decir, vía postal, y en inglés. Un idioma que desconocía en el momento de matricularse. A pesar de ello, completó el curso y el profesor le entregó una carta de recomendación con la que Mónico se fue a Estados Unidos. Poco más que esa carta llevaba.

Por centrarnos en el tema de los rayos X, acortaré la etapa en Estados Unidos, que fue un éxito, siendo pionero en varios campos. Entre ellos, entre los campos en los que aplicó sus conocimientos, estaba la medicina. Más bien, el uso de la electricidad en la medicina. Trabajando para Van Houten and Ten Broeck Company, diseñó y creó un aparato de rayos X portátil. Una máquina mucho más pequeña de las máquinas de rayos que existían hasta entonces, menos pesada y más eficiente energéticamente. Hacía poco más de una década desde que se habían descubierto los rayos X, lo que aporta un mérito extra al invento.

El invento de Marie Curie al que hacía referencia en mi anterior entrada, fue en realidad obra de Mónico Sánchez, unos años antes de la Primera Guerra Mundial. De hecho, el ejército francés compró la máquina de Sánchez, que funcionaba con un generador, y parece probable que fueran esas las máquinas de rayos X que Marie Curie impulsó y usó personalmente durante su colaboración con Francia en la Gran Guerra.

La aventura estadounidense de Sánchez lo convirtió en un hombre rico y volvió a su pueblo, Piedrabuena, para crear allí un laboratorio enorme que sirviera de centro para sus proyectos. Hablamos de un hombre que estuvo en el centro de una revolución en el mundo de la industria y la ciencia, compartiendo pelea con gente como Tesla o Edison, personajes que hoy son conocidos y admirados por todo el mundo. Mónico Sánchez dejó varias patentes a sus espaldas con ideas claves para el desarrollo del campo de la electricidad y bien merecía esta enmienda del fallo mío de la anterior entrada. Disculpen.

Fuente: Tecnología obsoleta, Materia

Curistoria en twitter: @vitike
y en Facebook

https://ift.tt/2PBjwkY

via Curistoria – Curiosidades de la historia https://ift.tt/2PxY68m

radiología en la prensa: Marie Curie y los rayos X durante la Primera Guerra Mundial

Estándar
Marie Curie y los rayos X durante la Primera Guerra Mundial

Marie Curie fue una mujer admirable desde muchos puntos de vista: su pasión y entrega por la ciencia, su fuerza para continuar a pesar de todas las trabas, su humanidad y, por supuesto, su conocimiento e inteligencia. Fue la primera mujer en ser profesora en la Universidad de París, fue la primera persona en ganar dos premios Nobel y fue la primera mujer en ser enterrada en el Panteón de París, reservado a los personajes más ilustres. Por cierto, aunque Curie tiene dos Nobel, uno de ellos fue compartido con su marido y con Henri Becquerel. El único que ha conseguido dos premios Nobel de manera individual es Linus Pauling.

Entre todas las cosas que vivió Marie Curie en su años de vida, está la dura experiencia que significó para gran parte de Europa la Primera Guerra Mundial. Ella, polaca convertida en francesa, lo vivió directamente. Y, como era de esperar, no se quedó impasible. Guardó sus preciados objetos y sustancias en un lugar seguro y puso su determinación en colaborar con Francia dentro del marco de la guerra. Por supuesto, no se iba a poner a disparar, pero podía ayudar de otro modo. Supongo que entre las cosas puestas a salvo estaban los cuadernos de notas que han llegado a nuestros días y que aún son radiactivos.

Ya se conocían entonces los rayos X y su función médica, pero el problema estaba en trasladar al frente aquel servicio, que requería máquinas que no eran sencillas de transportar ni de instalar. Los hospitales de campaña, cercanos al frente y por lo tanto donde más eficaces eran los servicios de estas máquinas, no disponían de ellas.

Curie se gastó su propio dinero en hacer realidad una idea: crear un aparato de rayos X móvil. Tan móvil al menos como para que fuera posible llevarlo hasta el frente de guerra. Hay que recordar que las trampas y sorpresas que eran habituales en el conflicto y el uso indiscriminado y brutalmente masivo de la artillería provocó, además de ingentes cantidades de muertos, heridos con todo tipo de traumas y fracturas. En estos casos los rayos X podían salvar centenares de miles de miembros, al evitar la amputación, y una legión de muertes por todo tipo de complicaciones.

El invento de Marie Curie fue una ambulancia que era totalmente autónoma para ofrecer este servicio. Además del equipo de rayos X, tenía una sala para revelar las pruebas y el motor era capaz de suministrar energía para que todo funcionara. No sólo su idea era un gran avance, sino que pidió ayuda y la consiguió, haciendo que su solución se multiplicara. Así, unas 150 de esas ambulancias fueron puestas en marcha a lo largo de la guerra.

Fue nombrada directora del Servicio de Radiología de la Cruz Roja francesa y ella y su hija Irène viajaban de un lugar a otro ayudando en la instalación y uso de esas máquinas de rayos X portátiles. A medida que se fueron creando más vehículos, su función como formadora fue clave. Conocía de primera mano cómo usarlas, ya que se había preocupado de obtener el carnet de conducir para ir de un sitio a otro prestando los servicios directamente, es decir, conduciendo y haciendo pruebas de rayos X. Y recuerden que en ese tiempo saber conducir conllevaba también saber reparar las averías más comunes en los vehículos. Por cierto, Curie había nacido en 1867, por lo que rondaba el medio siglo de vida cuando puso su empeño en esta aventura.

Se estima que más de un millón de hombres fueron sometidos a pruebas de rayos X por las ambulancias que había ideado Curie, mejorando así los diagnósticos y los tratamientos médicos. El número de vidas salvadas, por tanto, fue enorme.

Es cierto que las guerras sacan lo mejor y lo peor de la especie humana, y que por lo tanto en un acontecimiento tan brutal como la Primera Guerra Mundial hubo muchos ejemplos de hombres y mujeres que actuaron como héroes, y no sólo en el campo de batalla. Marie Curie fue una de esas personas que fue mucho más allá de lo esperado. Hubiera sido bonito que, además de los Nobel de Física y Química, hubiera ganado el Nobel de la Paz. Pero no se entregó tal premio entre 1914 y 1916, en 1917 se le otorgó al Comité Internacional de la Cruz Roja y en 1918 volvió a dejarse el premio sin entregar.

Operaciones Especiales de la Segunda Guerra MundialCuristoria en twitter: @vitike
y en Facebook

via Curistoria – Curiosidades de la historia https://ift.tt/2CdsbX4

radiología en la prensa: Facebook trabaja en una IA para exploración de MRI hasta 10 veces más rápido

Estándar

Resonancia MagnéticaFacebook y el equipo de la Facultad de Medicina de la Universidad de New York, están desarrollando una investigación que aprovecha el potencial de la inteligencia artificial para mejorar la dinámica de una exploración de MRI.

Quieren revolucionar la mecánica para la exploración de MRI (imagen por resonancia magnética), prometiendo acelerar hasta 10 veces la duración del examen. Actualmente, este tipo de estudios puede demorar de 15 minutos a una hora, convirtiéndose en un proceso lento, y complicado para algunos pacientes.

El motivo de esto, es que deben recopilar muchos datos e información para producir imágenes en forma de bloques 3D. En cambio el proyecto de Facebook y NYU busca acelerar el proceso de creación de imágenes, siguiendo una dinámica diferente.

Dicho de manera simple, su propuesta es recopilar menos datos, disminuyendo el tiempo de escaneo, y utilizar la IA para llenar los vacíos:

La clave es entrenar redes neuronales artificiales para reconocer la estructura subyacente de las imágenes con el fin de completar las vistas omitidas en el escaneo acelerado.

Para comprender este punto, Facebook lo ilustra con el proceso que realizamos al procesar información sensorial… obtenemos una imagen incompleta de lo que vamos experimentando, y luego el cerebro va rellenando esos puntos ciegos.

Esta investigación comenzó en 2015, y según las pruebas realizadas, los resultados son prometedores. Sin embargo, aún se encuentra en su etapa inicial, y requerirá mucho más tiempo determinar si el proyecto resultará exitoso.

via Wwwhat’s new? https://ift.tt/2PnpzKa