radiología en la red: El informe estructurado radiológico – Webinar

Estándar

El próximo 17 de enero de 2017 a las 17:00 horas se emitirá en abierto en la plataforma de formación médica 4Doctors el webinar “El informe estructurado radiológico” a cargo del Dr. Luis Martí-Bonmatí, Director del Área Clínica de Imagen Médica del Hospital Universitario y Politécnico La Fe (Valencia, España). La inscripción es gratuita y se puede realizar a través del siguiente enlace, donde se incluye el vídeo de presentación del webinar:

“El informe constituye el producto final de nuestra actividad como radiólogos y tiene una enorme relevancia, pues comunica una impresión diagnóstica a partir de la cual el médico asistencial toma importantes decisiones terapéuticas y pronósticas en la práctica clínica. Su calidad y eficacia dependen en gran parte de la obtención de información clínica relevante del paciente. Además tiene claras implicaciones médico-legales. Aún existe una importante falta de entrenamiento y dedicación a la correcta redacción de los informes radiológicos a lo largo de nuestra formación especializada. Los sistemas de reportes estructurados pueden contribuir a una mayor estandarización de los procesos y a mejorar la comunicación e interpretación de los hallazgos obtenidos de la imagen médica” (de la Introducción al webinar).

via Radiologia en Internet http://ift.tt/2heNE3N

radiología en la red: Cuestionario Radiología Esencial

Estándar

banco de preguntas con respuestas múltiples, disponible en la página de la SERAM.

viene distribuidos en 9 secciones, aunque actualmente hay publicadas las seis primeras:

cap_seccion_1

Sección I: RADIOLOGÍA GENERAL

Sección II: RADIOLOGÍA DE TÓRAX

Sección III: RADIOLOGÍA DE ABDOMEN

Sección IV: RADIOLOGÍA MÚSCULO-ESQUELÉTICA

Sección V: RADIOLOGÍA DE LA MUJER

Sección VI: NEURORRADIOLOGÍA

Sección VII. RADIOLOGÍA VASCULAR-INTERVENCIONISTA

Sección VIII: RADIOLOGÍA PEDIÁTRICA

Sección IX: LA PRÁCTICA DE LA RADIOLOGÍA.

radiología en la prensa: New scan of crocodile mummies find 47 more

Estándar

After 17 months of renovations, the Dutch National Museum of Antiquities in Leiden opened their new Egyptian galleries on November 18th. As part of the remodelling project, the museum installed 3D visualisation stations so visitors can explore mummies in the kind of extreme detail that would be otherwise be impossible. The system uses high resolution CT scans to create composite models of mummies in the collection that museum visitors can virtually unwrap on a touch screen. They can peel back every layer, examine the mummies’ features and the amulets placed in the linen wrappers from every angle. It’s the same principle as the extremely cool virtual autopsy table the British Museum created for Gebelein Man.

During the renovation, the museum worked with Swedish visualization company Interspectral to scan their mummies and create the virtual models. One of the mummies scanned appeared to be that of a giant crocodile, a representation of the crocodile god Sobek that has been in the museum’s collection since 1828. A scan in 1996 had already determined that it wasn’t one huge crocodile, but rather two adolescent crocodiles, one larger, one smaller, positioned tail to snout and then wrapped as one.

Because of the earlier scan, curators weren’t expecting to discover any new information about the mummy, but the high resolution technology revealed that there weren’t just two crocodiles wrapped in linen; there were 49, 47 of them hatchlings. Each of the babies was individually wrapped in linen bandages, placed around the adolescent crocodiles and the whole lot were bound together with palm rope to create the impression of a single 10-foot crocodile mummy. Scans have found baby crocs mummified with adults before — as with this Sobek mummy at the British Museum, for instance — but only one other example of baby crocs wrapped with adults in a palm robe binding is known.

The museum’s Egyptologists suspect that the crocodiles of different ages were mummified together as a reference to the ancient Egyptian belief in rejuvenation and new life after death. Another possibility is that no large crocodiles were available at a time when they were needed as offerings to the gods. The mummy was given the shape of one large crocodile with various kinds of stuffing: bits of wood, wads of linen, plant stems, and rope.

The museum doesn’t know where the crocodile mummy came from. Faiyum is a likely candidate because it was a center for the worship of Sobek and the Nile crocodile. Because the sacred crocodiles were bred and raised specifically for mummification and dedication to the deity as votive offerings, it’s possible the hatchlings were related. Crocodiles lay around 50 eggs at a time, so this may have been a single litter.

This entry was posted
on Monday, November 21st, 2016 at 11:36 PM and is filed under Ancient, Modern(ish), Museums.
You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0 feed.

You can skip to the end and leave a response. Pinging is currently not allowed.

http://ift.tt/1ajwMCq

via The History Blog http://ift.tt/2gblXZs

radiología en la red: ENCEFALOMALACIA. HALLAZGOS EN TC e IRM (Encephalomalacia. CT and MRI Findings) luis mazas artasona. Noviembre 2016.

Estándar
El término malacia proviene del griego antiguo “malakia” que significa, reblandecimiento. Es un sufijo utilizado para formar palabras que describen una alteración patológica de los tejidos del organismo,  caracterizada por un deterioro progresivo de la consistencia normal de dichos tejidos. Cuando eso sucede en el Sistema Nervioso Central (SNC) se denomina, encefalomalacia, mielomalacia, si afecta a la médula espinal, condromalacia cuando el deterioro se observa en los cartílagos articulares y osteomalacia cuando los huesos se tornan más frágiles como consecuencia de la disminución del contenido mineral óseo.
Referido al SNC, el término encefalomalacia es, en origen, anatomopatógico, y “postmortem” pero desde la irrupción de la TC y de la IRM es posible descubrir “in vivo” las áreas de encefalomalacia que se producen en el SNC. La encefalomalacia no es una enfermedad en sí, sino la consecuencia y secuela irreversible de algunos procesos patológicos que producen la muerte de las células nerviosas, fundamentalmente los episodios isquémicos que provocan necrosis focal o múltiple del parénquima encefálico, las infecciones (encefalitis o meningitis), los traumatismos craneales y algunas intervenciones quirúrgicas complicadas.
Desde el punto de vista del Diagnóstico por Imagen, la encefalomalacia es un hallazgo patológico, que se observa al cabo de unos meses después del episodio desencadenante, y  persistirá durante toda la vida. La TC y la IRM son las modalidades de elección para detectar el número de focos de encefalomalacia y su extensión. Y, dependiendo de los hallazgos, se pueden intuir las secuelas clínicas. Algunas áreas de encefalomalacia extensas pueden confundirse con edema vasogénico porque tienen un aspecto parecido, en Tomografía Computarizada e IRM. Pero hay que tener en cuenta que el edema vasogénico es transitorio y desaparece cuando se elimina la causa que lo ha producido y, por el contrario, la encefalomalacia es permanente, porque refleja destrucción parenquimatosa.
El aspecto fotográfico de las áreas de encefalomalacia depende de la gravedad del episodio isquémico, y puede oscilar desde, pequeñas lesiones producidas por microinfartos a otras más extensas por confluencia de los focos infartados. Cuando la oclusión afecta al territorio de  una arteria principal, la necrosis del tejido encefálico es muy importante y las secuelas se manifiestan como lesiones seudoquísticas en el parénquima cerebral.


CASO 1)                                                                                                             

Mujer de 29 años que acude a urgencias por una crisis convulsiva. Sin antecedentes de interés.

 

FIGURA 1-A) En la imagen de TAC se aprecia un área hipodensa de encefalomalacia (flecha) que se localiza en el núcleo lenticular derecho. Corresponde a las secuelas de un pequeño infarto ocurrido, posiblemente durante el periodo fetal. La paciente desconocía su existencia y no refería sintomatología. Los pequeños infartos ocurridos durante este etapa tienen menor repercusión clínica y pasan desapercibidos tanto para el pediatra como para el propio paciente.


FIGURA 1-B) Area de encefalomalacia residual, en el siguiente corte

CASO 2)                                                                                                             

Paciente de 36 años. Ligera hemiparesia derecha. Extensa área de encefalomalacia en el hemisferio cerebral izquierdo, producida, posiblemente, por un episodio isquémico, durante el periodo perinatal. En estos casos la repercusión clínica es menor que si el infarto se produce en un adulto. Cuando se descubre ya no se puede etiquetar de un infarto porque lo que estamos viendo en las imágenes de TAC son las secuelas de un infarto: encefalomalacia.


FIGURA 2-A) Área hipodensa de encefalomalacia frontotemporal izquierda producida por un infarto isquémico en el periodo perinatal.


FIGURA 2-B) Encefalomalacia frontotemporal Izquierda (asterisco)

FIGURA 2-C) Encefalomalacia implica la muerte de una parte del tejido encefálico, retracción cicatricial, desplazamiento de la línea media hacia el lado lesionado y dilatación del ventrículo lateral (V) que ocupa el espacio dejado por el parénquima cerebral necrosado.


FIGURA 2-D) En esta imagen se aprecia mejor el ventrículo lateral izquierdo dilatado (V) y el área de encefalomalacia (asterisco).


FIGURA 2-E) Ventrículo lateral izquierdo dilatado (V) y el área de encefalomalacia (asterisco). También se aprecia el hemisferio cerebral derecho hipertrofiado para suplir algunas de las funciones del izquierdo, semidestruido.


FIGURA 2-F) Ventrículo lateral izquierdo dilatado (V) y el área de encefalomalacia (asterisco).


CASO 3)                                                                                                             

 


Varón de 64 años.

 

 

 

FIGURA 3-A) Imagen FLAIR-T2. Área hiperintensa en los núcleos izquierdos del tálamo (flecha), que corresponde a un pequeño infarto reciente.

 

 

 

FIGURA 3-B) Imagen SE-DWI. En la imagen potenciada en Difusíón Isotrópica se aprecia el pequeño foco brillante que indica restricción a la difusión de las moléculas de agua. Infarto isquémico en fase subaguda (7 horas).
FIGURA 3-C) Imagen de TAC un año después. El infarto isquémico se ha transformado en un pequeño foco de encefalomalacia residual (flecha)
CASO 4)                                                                                                             


FIGURA 4-A) Imagen de TAC. Extensa área hipodensa de encefalomalacia, frontal izquierda, secuela de un infarto antiguo.


FIGURA 4-B) Imagen de TAC. El área  hipodensa de encefalomalacia, frontal izquierda, se extiende hasta la convexidad frontal.

CASO 5)                                                                                                             

Varón de 67 años que sufrió un infarto extenso en el territorio de la arteria cerebral media derecha.

FIGURA 5-A) Imagen de TAC. Área hipodensa de encefalomalacia residual en el territorio de la arteria cerebral media derecha.


FIGURA 5-B) Imagen de TAC. A veces el infarto no es completo y la zona hipodensa de encefalomalacia, aparece segmentada por bandas, lineales, densas, de la corteza cerebral (flechas) que no se han destruido. Hay que tener en cuenta que la corteza cerebral recibe vascularización supletoria de la piamadre y, por eso resiste mejor a la isquemia de origen central.


FIGURA 5-C) Área hipodensa de encefalomalacia, segmentada por bandas, lineales, densas, de la corteza cerebral (flechas) que no se han destruido.
 
FIGURA 5-D) Área hipodensa de encefalomalacia, segmentada por bandas, lineales, densas, de corteza cerebral (flechas) que no se han destruido.


CASO 6)                                                                                                             

Paciente de 76 años que sufrió un infarto isquémico, cerebral izquierdo, hace seis meses.



FIGURA 6-A) Área hipodensa de encefalomalacia (asteriscos), interrumpida por bandas, lineales, densas, de la corteza cerebral (flechas) que no se han destruido.


FIGURA 6-B) Área hipodensa de encefalomalacia en el corte más cefálico.

CASO 7)                                                                                                             

Paciente de 68 años.

FIGURA 7-A) Imagen FLAIR-T2. Áreas hipointensas de encefalomalacia, (asteriscos) secuelas de un antiguo episodio isquémico en el territorio de las arterias cerebrales posteriores. Aparecen delimitadas por un halo brillante de gliosis cicatricial (flechas). Es un hallazgo frecuente.


FIGURA 7-B) Imagen FLAIR-T2. Áreas hipointensas de encefalomalacia, (asteriscos) delimitadas por un halo brillante de gliosis cicatricial (flechas).

CASO 8)                                                                                                             

 Varón de 68 años.
FIGURA 8-A) Imagen de TAC. Área hipodensa de encefalomalacia, secuela de un antiguo infarto, en la región parietal derecha. La destrucción de parénquima que conlleva un infarto, provoca dilatación secundaria del ventrículo lateral adyacente.

 

 

FIGURA 8-B)Imagen FLAIR-T2. En las imágenes de IRM el área de encefalomalacia aparece hipontensa (oscura). Y a su alrededor se produce gliosis cicatricial que se maifiesta por hiperseñal (flecha).

CASO 9)                                                                                                             

Paciente de 58 años que sufrió un traumatismo craneoencefálico. En muchos traumatismos se producen hematomas intraparenquimatosos que cuando evolucionan, de manera espontánea, dejan como secuela permanente un área de encefalomalacia.

 

FIGURA 9-A) Imagen de TAC. Se aprecian varios focos hiperdensos en el lóbulo temporal izquierdo, que corresponden a hematomas postraumáticos (asteriscos). Hay también una colección hemática subdural supratentorial (flechas)

 

FIGURA 9-B) Imagen de TAC. A los tres meses después del traumatismo, los focos hemorrágicos han desaparecido y, en su lugar, hay un área hipodensa de encefalomalacia.

CASO 10)                                                                                                             

Paciente que había sufrido traumatismo craneoencefálico como consecuencia de un accidente de tráfico.


FIGURA 10-A) Imagen de TAC sin contraste: se aprecian sendos hematomas postraumáticos frontales (asteriscos), rodeados de edema vasogénico y suero sanguíneo.


FIGURA 10-B) Imagen TAC. A los tres meses se observan sendas áreas hipodensas de encefalomalacia. Por su aspecto podrían confundirse con edema vasogénico, pero el tiempo transcurrido y los antecedentes, no dejan lugar a dudas. La pérdida de parénquima cerebral se compensa por la dilatación de las astas frontales de los ventrículos laterales.

CASO 11)                                                                                                             


Paciente de 67 años. Accidente de tráfico.

FIGURA 11-A) Imagen de TAC sin contraste: Se aprecian pequeños focos hemorrágicos postraumáticos  frontales (flechas).


FIGURA 11-B) Imagen TAC. Con el tiempo, los focos hemorrágicos desaparecen y se transforman en áreas hipodensas de encefalomalacia (asteriscos).


FIGURA 11-C) Imagen TAC. Áreas de encefalomalacia residual de color grisáceo. La destrucción del parénquima cerebral es más acentuada cuanto más oscuras sean las imágenes y los valores de atenuación descienden por debajo de 5 UH.

CASO 12)                                                                                                             

Varón de 72 años. Traumatismo frontal.

FIGURA 12-A) Áreas hipodensas de encefalomalacia, en ambos lóbulos frontales, secuelas de un traumatismo frontal. Su aspecto recuerda al del edema vasogénico.

FIGURA 12-B) Imagen FSE-T2. En las imágenes potenciadas en T2 las áreas de encefalomalacia aparecen hiperintensas, por su alto contenido líquido.

FIGURA 12-C) Imagen FLAIR -T2. Al rededor de las zonas de encefalomalacia suele haber un halo de gliosis reactiva (flechas)

FIGURA 12-D) Imagen SE-DWI. Las áreas de encefalomalacia aparecen siempre oscuras en las imágenes potenciadas en Difusión Isotrópica.

CASO 13)                                                                                                             

Varón de 39 años. Traumatismo craneoencefálico por accidente de tráfico.

FIGURA 13-A) Areas hipodensas de encefalomalacia frontal. Secuelas postraumáticas.


FIGURA 13-B) Encefalomalacia frontal. Los valores de atenuación son una tercera parte de lo normal (11,44 UH), e indican el grado de destrucción del parénquima.

BIBLIOGRAFÍA:

1) Karaman E, Isildak H, Yilmaz M, Enver O and Albayram S. Encephalomalacia in the frontal lobe: complication of the endoscopic sinus surgery.J Craniofacial Surgery 2011 Nov;22(6):2374-5.
2) Vikas Garg. Encephalomalacia. Radiopaedia.
3) Cuete D. Encephalomalacia after right MCA stroke. Radiopaedia.

http://ift.tt/2gE9EX3

via El Baúl Radiológico http://ift.tt/2gQTOeM

radiología en la prensa: Increíbles imágenes de rayos X de animales embarazados

Estándar

Increíbles imágenes de rayos X de animales embarazados

La naturaleza es fascinante. Con el pasar de los años, la raza humana ha desarrollado herramientas que le permiten mirar más allá de lo que ofrecen los sentidos.

Increíbles imágenes de rayos X de animales embarazados

La vida es el misterio más trascendente de todos. ¿Por qué y para qué existen seres vivos? Luego de miles de años de avance científico y reflexiones filosóficas, aún no logramos responder esta pregunta de manera satisfactoria. Claro que se puede esquivar diciendo que el sentido de la vida es el que tú le des y ya está, pero la verdadera interrogante va más allá, preguntándose cuál es el punto de todo en general.

La metafísica es la ciencia encargada de realizar estos estudios. Kant la describía en el prefacio de la segunda edición de la Crítica de la razón pura como: “la más vieja de todas las ciencias” y “la única que sobreviviría si la humanidad sufriera una barbarie destructora”. Queda claro que la pregunta por la causa esencial de todas las cosas es una interrogante milenaria e inmortal.

Mientras tanto, para Dios todo esto es un masivo juego de Los Sims.

Mientras tanto, para Dios todo esto es un masivo juego de Los Sims.

Por su parte, la biología estudia la constitución de los seres vivos. No hay manera más gráfica de observar esto que con las imágenes de rayos X de animales embarazados que verán a continuación.

Es maravilloso poder contemplar esto a simple vista. Un organismo mostrado en su forma más minimalista, despojado de todo agregado biológico que pueda confundir o entretener nuestro entendimiento. Lo que quedan son los componentes básicos de los seres vivos: carne y huesos.

Las siguientes fotografías nos proveen con un asiento en primera fila en el espectacular teatro de la existencia para deleitarnos con la maravilla que significa la formación de un individuo desde células simples hasta convertirse en un animal con conductas propias y complejas.

Sin embargo, a pesar de todo esto, no dejan de verse algo terroríficas, como sacadas de una película de terror baratas acerca de animales zombies capaces de dar a luz a más zombies. Pocas imágenes implican tantas reflexiones al mismo tiempo, de manera que vale la pena analizarlas con detenimiento.

Tortuga

kgeiz1l

Mono

5h2j9to

Perro

ch1iuxb

Serpiente

nwwwvcv

Ave

eurup68

Gato

aifccfq

Conejillo de Indias

rx2dfye

Venado

o4360nq

Murciélago

w25isan

Chinchilla

wkfis8f

Mapache

55m5gyb

Recomendados

http://ift.tt/2fRVkbf

via Hipertextual http://ift.tt/2fLeqoC